La vida pintada


La artista Paula Cecchi retrata el día a día de una amiga en pinturas al óleo y dibujos.

"Variaciones sobre una chica que vive sola” es la nueva muestra de Paula Cecchi. La exhibición, que se puede visitar en la Galería Laura Haber, no ofrece sólo arte plástico si no también narraciones y sonidos que acompañan a las obras.

“Pintar y dibujar para mí es una manera de mirar el mundo. He pintado varias series de mujeres. Toda mi obra está atravesada por la intriga que me dan las personas”, empieza a contar Paula.

–¿”Variaciones...” cómo surgió?

–Me distancié del retrato y empecé a pintar una chica que puede ser cualquiera de mi generación o de otras épocas. Cuando comenzó la serie tenía la idea con mi amiga, la actriz Lucía Maciel, de hacer una obra de teatro vinculada con mis trabajos. Por eso ella empezó a posarme. Así, dinámicamente, surgió la idea de retratar a una chica en sus momentos íntimos y cotidianos, intentando encontrar algún momento de quiebre.

–¿Qué te facilitó el trabajar con una actriz como modelo?

–Es algo muy rico, ella proponía cosas, interactuaba conmigo. Eso fue lo que me facilitó no hacer un retrato sino una ficción: hablar de una chica equis, un personaje de ficción, mezclado con el real. A la par de la creación de las obras, Lucía y Ariel Gurevich improvisaban escenas que surgían a partir de los cuadros. Nos reuníamos en mi espacio, El Taller La Oficina. Allí tuvo lugar un diálogo experimental entre ambas disciplinas.

–¿Qué lugar ocupan los textos?

–Están en la muestra en el formato de audioguías que se pueden bajar al celular. Los cuadros podrán verse escuchando los textos o algunos ruidos raros como el batir de huevos.
Juan Göttling
Agosto, 2014.